Todo empieza y continúa con un QR en la muñeca, unos auriculares conectados a las alforjas y un barrio que recorrer; un barrio por el que aparecen y desaparecen, lacayos y cortesanos, caballeros y damas, nobles y siervos convertidos en vecinos y paseantes.

Y todo empieza y continúa con nosotros, nosotros el público, que seguimos el rastro del vergonzoso que ya no está, ni estará, en palacio, porque se ahoga, porque se cansa, porque no puede, porque no quiere.

Y así, sintonizados y sincronizados, Tirso nos guía, como chicos y chicas de Ipanema, mediante  archivos que aparecen en el móvil, por el laberinto que va del Portillo a la Arganzuela, embaucándonos y encandilándonos, como si fuésemos ingenuas chicuelas.

Y en nuestras calles y en nuestros bares, y en nuestros recodos y en nuestras plazas, y en nuestras esquinas y en nuestras tapias, presenciamos como esta comedia eterna de identidades y desafíos, de retos y descaros, de escondrijos y miradas, vuelve a tener lugar bajo farolas y barandillas, sobre aceras y bancadas, entre coches y patinetes que se convierten —porque así lo queremos, porque así lo miramos — en la portuguesa región de Avero.

Y con las dudas e incertidumbres, con las certezas y desafíos de Carla Maró, Tania Malvar, Paula San Millán, Álvaro Málaga, Andrea Gober, Cristóbal Amorós y Solangela de la Guarda volvemos a tener los recuerdos que nunca tuvimos y volvemos a tener la oportunidad de revivirlos, y ver, por fín, las cosas que jamás hubiéramos podido imaginar mientras nos convertimos, a la vez, en replicantes, gatos de callejón, y críos sentados al borde de una tapia con los pies colgando mientras nos negamos a llorar ni una lágrima, ni cuando llueva, ni cuando no.

Además este atardecer de Delicias es radiante y La Tremenda Compañía enseña que solo lo imposible es posible y lo demuestran haciendo poderosos y radiantes los versos de Tirso que resplandecen, como nunca lo hicieron antes, entre las velas y los encajes, entre el agua y la penumbra, entre  el temblor y la sed, entre el entusiasmo y la incertidumbre, entre tu y entre yo.

Teatro Nave 73 (Madrid). Viernes a las 19  horas y domingos a las 11:30 horas

Ficha artística

Reparto
Carla Maró, Tania Malvar, Paula San Millán, Álvaro Málaga,Andrea Gober, Cristóbal Amorós y Solangela de la Guarda

Dirección Creación colectiva La Tremenda Compañía

Diseño Creación colectiva La Tremenda Compañía

Dramaturgia / adaptación Creación colectiva bajo la mirada externa de Carlota Gaviño e Iñigo Rodríguez-Claro a partir de ‘El vergonzoso en Palacio’ de Tirso de Molina.
Asesoría de verso Carlota Gaviño e Iñigo Rodríguez-Claro

Vestuario La Tremenda Compañía
Asesoría Itxaso Larrinaga

Promoción / fotografía Carla Maró, Andrea Gober e Itxaso Larrinaga

Iluminación /sonido La Tremenda Compañía

Producción Tania Malvar, Paula San Millán y Solangela de la Guarda

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí