Paula Guida ha escrito un texto con las tripas y el corazón y le ha salido lleno de sinceridad, un tapiz de palabras cargadas de honestidad de las que Eva Egido, con mano maestra, ha extraído toda la emoción posible con la que ha anegado a Paula Guida y a David Tortosa para llenarles de humanidad y compasión.

Como Alicia y el Gato de Chesire, Paula Guida y David Tortosa, se encuentran, cada noche, en una encrucijada, a las espaldas de un callejón, en la que no saben ni que camino tomar, ni si quedarse quietos; ni, si tal vez, desaparecer en la nada, tras una sonrisa inquieta que se disuelve suave y anodina. 

Cada noche, puntuales y encandilados, rescatan diez minutos a esa realidad que está llena de corazones rotos y trabajos de mierda, de desilusiones y tedio, de desconfianza y resignación.

Cada noche, Guida y Tortosa, entre reticencias y miradas, crean, van creando, un mundo privado e inesperado, ajeno y extraño, lleno de juegos y frases  cómplices que se vuelve, se va volviendo —con cada guiño, con cada palabra, con cada gesto— indispensable y único, 

Y es que en esta obra, habitada por dos extraños en la noche, se dice lo que nunca se espera que se va a volver a oír, pasa lo que nunca se cree que va a volver a ocurrir, se paga un precio que nunca se imaginó que se iba a cobrar y, como en una suerte de plegaria laica a dos voces, se expía lo que nunca se imaginó que se iba a redimir.

Pura, conmovedora y decisiva función. 

Sala Nueve Norte (Madrid), domingos a las 19.30 horas

Ficha artística

Elenco

Ali: Paula Guida

Alex: David Tortosa

Dirección: Eva Egido

Dramaturgia: Paula Guida

Música original: Jorge Ahijado 

Vestuario: Lluís Ruíz

Escenografía: El Almacén del Atrezzo

Diseño Cartel: Dgonail

Técnico en sala: Juan Medinilla

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí