Bryan Vindas Villareal entrega un texto intimista y emotivo, un texto que bien puede ser una historia de fantasmas y una historia de costumbres, una historia de desesperación y una historia de aceptación, una historia nihilista y una historia trascendente, una historia de soledad y una historia de familias.

Paz Benedek maneje todo tipo de elementos visuales y sonoros para conjugar y conjurar una narrativa sobre todo lo que rodea a la muerte, es decir, la vida, y  todo lo que se oculta  cuando se mira al otro lado del espejo y se viaja al lado oscuro de la vida.

Marta Cagigal, Maty Gómez y Arianna Fortes/Lorena Hidalgo entregan interpretaciones llenas de humanidad y sutileza, abarrotadas de verdad y sinceridad, al dar vida las familiares que acompañan el velatorio de la persona desaparecida y tejen un tapiz con pétalos de ceniza, de recuerdos y vivencias, mientras el espíritu (que encarna con verdad y pureza Pruden Rayo) danza y baila, anuda y desata, entona y comprende, el significado de lo que vino antes y de los que vendrá después, como un Orfeo del siglo XXI que se niega a entrar en los infiernos, a la espera de saber, por fin, si han existido, en algún momento, en algún lugar, los cielos. 

Sala Nave 73, (Madrid): miércoles a las 20 horas

Ficha artística

Autor Bryan Vindas Villareal

Dirección Paz Benedek

Intérpretes Marta Cagigal, Maty Gómez, Arianna Fortes/Lorena Hidalgo,Pruden Rayo

Ayudante de dirección Valeria Benedek

Diseño de escenografía Juan Sebastián Domínguez

Diseño de iluminación José Carlos González

Sonido y proyecciones Juan Medinilla

Coreografías John Cámara

Producción Artesana Producciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí