Teatro: «Los figurantes» de José Luis Sanchís Sinisterra dirigida por Delfín Estévez y María José Gil

0

Allá entre el desconcierto beckettiano, la distante y aleccionadora metateatralidad brechtiana y las paradojas kafkianas se encuentra un lugar que habita Sanchís Sinisterra donde tienen lugar historias y fábulas entre la extrañeza y estupefacción, entre la sonrisa triste y la carcajada descabalada, entre el tropel y el desamparo, entre el clasicismo y el descaro, entre el estímulo y la provocación.

Sinisterra tiene su escenario propio: un cuadrilátero de goma fabricado con mimbres invisibles donde estallan las convenciones para convertirse en juego que implica  e incita a quienes están a ambos lados de las tablas que dejan de ser aduanas para ser meras líneas que se difuminan y desaparecen a la hora de ser frontera y límite.

Nunca mejor que en «Los figurantes» se exhibe en toda su plenitud el teatro de Sinisterra que en esta fábula y farsa, tierna y cruel a un tiempo, en la que se narra el golpe de mano de los figurantes de «La vida es sueño» para poder ser, al fin, protagonistas de la obra de la que tantas veces han sido comparsas o mero material inventariable.  

Ahítos de poder, borrachos de autoridad, eufóricos de posibilidades no tardan en surgir la resaca y el temor y a todos los personajes (encarnados por un reparto de talento y entusiasmo unánimes) les acribillan las dudas, los remordimientos y el temor mientras sus identidades se desdibujan, sus reacciones se acobardan y su hilaridad mengua.

Como pollos sin cabeza discuten y deambulan perplejos y titubeantes tanto, al menos, como el público que se ve obligado a recomponer sus convenciones y prejuicios a la vez que el reparto. 

Delfín Estévez y María José Gil son los maestros de ceremonia de este festín de teatralidad y vida, esta reflexión sobre el límite de la persona y el del personaje, sobre el poder que electrocuta y los servilismos acogedores, sobre los consentidos y los sinsentidos, sobre las revoluciones que miran al cielo y resbalan en el barro, sobre las minúsculas y las mayúsculas, sobre los patéticos que resultamos cuando nos dejan mirarnos al espejo.   

Teatro Reina Victoria (Madrid): domingos a las 20:30 horas

Ficha artística

Reparto

Toño Balach, Iván Herrero, Delfín Estévez, Raúl Bravo, Elene Hernández,José María Pertusa, Cris Medina, Roge Castro,Santiago Cabrero,Félix Toribio,Ander Etxebarría, Allan do Amarante, Jaime Irurzun, Olga Redondo, Luisa Barbero, Lucía López Puerta, Pingüi, María José Gil y César Fuentes.

Dirección: Delfín Estévez y María José Gil
Dramaturgia: José Sanchis Sinisterra
Dirección técnica: Juanjo Herbe
Vestuario: G. Bravo, L. Barbero y Cochinillo 35
Música: Gonzalo García Santos
Escenografía: Ainhoa Batres
Foto: Nerea Jalón
Producción: Teatro del Corso en colaboración con Estudio Ágora Producciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí