Quizás una mitad de la vida se justifique o se desperdicie intentando conseguir la aceptación de los padres; quizás, la otra mitad, se justifique o se desperdicie intentando obtener el perdón de los hijos.

No sé, pero, en cualquier caso, “Roca negra” el poderoso y enérgico texto de Ignasi Vidal  se sitúa en el resbaladizo y pantanoso gozne  que divide las dos mitades.

Vidal hace que un padre y una hija —interpretados con alma, corazón y vida por unos enormes Juanjo Puigcorbé y María Adamuz— se enfrenten y se acerquen, se busquen y se rechacen, se vuelvan y se revuelvan, se comprometan y se rehúyan a lo largo y ancho de un encuentro que transcurre, al tiempo, como un duelo y una danza.

Y Puigcorbé y Adamuztienen tiempo para desplegar todas las armas y estratagemas que Vidal pone —perceptivo e inteligente— a su disposición.

Recovecos y excusas, justificaciones y narcisismos, empoderamientos y secretos, dominaciones y chantajes, relucen en un combate de egos que no logran desprenderse de vínculos, apegos y precariedades que acaba, sin acabar, en un pacto que es conformidad y aceptación, tan válida como necesaria e inevitable. 

Teatro Pavón, hasta el 3 de marzo. De miércoles a sábado a las 19 horas. Domingos a las 18 horas

Ficha artística

Dramaturgia y dirección: Ignasi Vidal
Reparto: Juanjo Puigcorbé y María Adamuz
Escenografía: Ricardo Sánchez Cuerda
Diseño de iluminación: Ciru Cerdeiriña
Vestuario: Pier Paolo Alvaro y Roger Portal C.
Producción: SHOWPRIME

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí