«¿Merece la pena el análisis? ¿De verdad se ha acabado el teatro?»* decían Simon & Garfunkel en «Una conversación desangelada»**; y eso mismo, aunque su conversación sea vivaz y cómplice, podrían preguntarse para, después, afirmar, María (Sandra Marchena) y José (Manuel Regueiro) dos ex ¿amantes, amigos novios? que se vuelven a reunir por ¿casualidad, serendipia, propósito?

La incertidumbre es una característica de esta función que reverbera de sinceridad y que Sandra Marchena ha escrito con el corazón en la mano para interpretar con el corazón en la piel como solo se puede hacer con lo que se ha vivido e importado de verás.

Un espléndido Manuel Regueiro sabe ser el secuaz y camarada de Marchena durante el pas–a deux mediante el que recorren (guiados con pulso por Carmen Mayordomo) ese inseguro y frágil lugar en el que habitan las parejas cuya complicidad no acaba nunca y cuyos códigos se mantienen vigentes. Ese lugar que ellos mismos se cortan y confeccionan a medida: donde todas sus casas son blancas y donde todas sus ventanas son indiscretas. 

Reguero y Marchena, Marchena y Reguero crean, delante del público (que se convierte, de inmediato, en voyeur) rizan el rizo y hacen —sin caer en la ñoñería o en la banalidad— algo dificilísimo: una función de teatro privada y exclusiva de la que son autores, intérpretes y espectadores únicos y en la que convictos y confesos, se complacen en engañarse (conscientes) a sí mismos, como si fueran, para la ocasión, Ingrid Bogart y Humphrey Bergman y al tiempo no se le ocurriera pasar.

 

Can analysis be worthwhile?
Is theater really dead

** «The dangling conversation» del LP «Parsley, Sage, Rosemary and Thyme». 

Sala Plot Point de Madrid. Del 30 de septiembre al 21 de noviembre. Jueves a las 20 horas.

Ficha artística:

Autoría: Sandra Marchena

Dirección: Sandra Marchena con la ayudantía de Carmen Mayordomo.

Interpretación: Manuel Regueiro, Sandra Marchena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí