Esta inteligente y sensible obra cuenta sobre uno de esos cruces de caminos en tierra de nadie a los que la vida, caprichosa e ilógica, lleva más de una vez.

En «Tengo que llamar a mi abuela» Irene Álvarez narra con sensibilidad, abundancia de recursos (inteligentemente manejados) y madurez una de esas encrucijadas: la que ocurre en el paso a la primera juventud.

Así, Álvarez cuenta, desde la introspección, el desconcierto en que la voluntad se desconcierta a la búsqueda de una nueva identidad libre de las adherencias, grasas y células muertas que la lastran.

Irene Álvarez narra el momento crucial e inaprensible en el que toca hacer las paces con las raíces, en el que toca aceptar lo que se es y reconocer lo que se quiere y cuenta una historia de amores prohibidos y secretos, d infancias desdibujadas y de soledades interiores.

Y para ello cuenta con un elenco entusiasta y entregado, la desgarrada y fuerte Alai López Baeza; la conmovedora y dulce  Liza Muradyan; la versátil y convincente Alba Tesías y el ilusionado y altruista Marc Romero.

Juntos, los cuatro, se vuelcan arrebatados en el conflicto de emociones contradictorias mientras rehacen sus identidades y prioridades con el dolor y deslumbramiento de quien muda una vieja y desgastada piel por una nueva, radiante, prometedora y desconcertante.  

Teatro del Barrio. (Madrid). Ciclo «La RESAD en el Barrio». Consultar cartelera

Ficha artística

Autoría y dirección: Irene Álvarez
Elenco: Alai López Baeza, Liza Muradyan, Marc Romero, Alba Tesías

Iluminación y escenografía: Beatriz López
Diseño de Sonido: Marc Romero
Vestuario: Salomé Flor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí