Quizás sea en la juventud (en la primera, en la segunda o en cualquier de las inesperadas que sobrevienen a lo largo de la vida)donde convivan de manera natural, espontánea y hasta, quizás, cotidiana la expectativa y la desgana, la ilusión y el desconcierto, la galvana y el brío, una incontrolable alegría de vivir y una descarnada melancolía, un afán simultáneo e inexplicable, en suma, por la soledad y lo gregario, por lograr la identidad y ser aceptado.

Es el tiempo incierto de la (des) esperanza el que se narra en «Tristes» por Alberto Fonseca mediante un texto impecable y lúcido y una dirección que busca la naturalidad y la honestidad del excelente reparto —Cira Ascanio, Raquel Vicente y Diego Vélez— que le acompaña en la disección de los mejores años de la vida (con y sin comillas).

Reflexivo, lúcido y meditabundo Fonseca se anticipa a todas las trampas (tópicos, cursiladas, banalidades)  que le puede presentar la función y el tema tratado y los sortea con inteligencia mediante un uso exacto del metalenguaje, la inyección de la dosis precisas de autoficción, el empleo razonable del humor y una toma de distancias saludable que hacen que las desventuras y cuitas de cuatro juventudes distintas resulten ser tan veraces y honradas que llenan las tablas, —sin alharacas ni aspavientos— de esa verdad que hipnotiza de tan pura, compleja, contradictoria y diáfana..   

Teatro Quique San Francisco, (Madrid): del 29 junio al 3 julio 

Ficha artística

Dramaturgia y dirección: Alberto Fonseca
Reparto: Cira Ascanio, Raquel Vicente, Diego Vélez y Alberto Fonseca
Diseño artístico: Miguel Agramonte
Ayudante dirección: Carmen Quismondo
Redes sociales: Alicia Jerez
Fotografía: Cira Ascanio y Diego Vélez

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí