Tenis: Leonid Stanislavskyi, el deporte por encima de la guerra

0
© RFET

Leonid Stanislavskyi es el tenista en activo más veterano del mundo. Con 97 años continúa practicando deporte y pide que se acabe la guerra en su país, Ucrania.

Hay historias que, por inauditas, relevantes o simplemente maravillosas deberían ser llevadas al cine. Una de ellas es la de Leonid. Stanislavskyi, como se le conoce en el mundo de la raqueta, está a punto de alcanzar los 100 años. Tiene prácticamente 98 y, por increíble que parezca es tenista y aún no se ha retirado.

Leonid Stanislavskyi es el tenista en activo más veterano del mundo. Con 97 años continúa practicando deporte y pide que se acabe la guerra en su país, Ucrania

Sí, están leyendo bien, sigue jugando a tenis. Una circunstancia que le ha valido para ostentar el récord de longevidad en esta disciplina e incluso para entrenar junto al reciente ganador del Open de Australia, el español Rafael Nadal, el pasado año. Sin embargo, no todo son alegrías para este incansable amante del tenis.

Leonid Stanislavskyi, posa con Rafael Nadal. © Youtube

Atrapado en Járkiv

Ucraniano y residente en su país, Stanislavskyi se encuentra en Járkiv, pleno epicentro del conflicto armado. Sin embargo, esta no es la primera guerra que vive, pues ya se sobrepuso a la II Guerra Mundial, como él mismo declara:

«Sobreviví a la Segunda Guerra Mundial y sobreviviré a esta guerra. Nunca pensé que volvería a pasar por todo esto. Cuando Putin estaba reuniendo sus fuerzas en nuestras fronteras, nunca creí que ocurriría una invasión a gran escala. Pero Putin lo hizo y la masacre está ocurriendo ahora mismo. Hombres jóvenes, mujeres civiles y niños están muriendo. Putin y el mundo, por favor paren la guerra. Di no a la guerra», afirma.

Asiduo de los ITF y en contacto con la Federación de Tenis de Ucrania 

El ya jubilado ingeniero, se encuentra en contacto constante con la Federación de Tenis de Ucrania y es un asiduo de los torneos ITF, donde los jugadores más jóvenes dan sus primeros pasos en busca del sueño que les instale en la élite. Leonid ya no es joven, al menos de cuerpo, pero si de espíritu y quiere seguir creando escuela haciendo lo que más le gusta: jugar al tenis, incluso por encima de la guerra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí