Tren de Flam: un viaje romántico por las montañas de Noruega

0

De los fiordos a las montañas. El tren de Flam, uno de los más bonitos y románticos, regala las vistas y hace un recorrido único por toda la región de Noruega.

La Ruta de los Camineros a un lado, rugientes cataratas al otro y, al frente, vertiginosas laderas abrazadas por un paisaje espectacular, cuya panorámica desborda los ojos, corta el aliento, y llena la boca de promesas de volver y repetir y guardar la experiencia como una joya de la mente y el espíritu aventurero. ¿De qué estamos hablando? Del Tren de Flam. ¿Quieren conocerlo? ¡Sigan leyendo!

Tren de Flam: descubriendo Noruega de una forma única y fantástica

¿Sabían que en Noruega hay 20 túneles históricos muy bonitos y panorámicos que aguardan a ser visitados? Y eso como mínimo. El Tren de Flam los explora en una única pero espléndida ruta, a lo largo de un viaje en ferrocarril que sólo puede describirse como inolvidable y hermoso; no en vano su geografía, perfilada por profundos fiordos y valles glaciales,  constituye una de las principales atracciones turísticas del escandinavo y norteño país de Europa.

Les presentamos el mejor viaje en tren del mundo, según el blog de viajes Lonely Planet Traveller; uno de los diez mejores viajes en tren de Europa, para la revista digital National Geographic Traveler. Un recorrido adaptado a todos los gustos, hecho para senderistas y amantes de las aguas flotantes y de las nieves gélidas, pero también accesible a esas personas mayores que no se dejan intimidar por los achaques de la edad y optan por conocer más mundo y abrirse camino entre fronteras.

Aquí la naturaleza es impávida al tiempo; el sol cayendo en plena medianoche es sinónimo de normalidad y embeleso y encandilamiento; y la oportunidad de contemplar auroras boreales es el fervor repetido en cada deseo formulado a las estrellas y confesado al viento.

Subirse al tren de Flam es llenarse la memoria con imagen y belleza e inspiración; atisbar la silueta peculiar de las montañas peladas que dan topografía a esta región hecha país encima del Círculo Polar Ártico; ser testigo de la profundidad de sus lenguas de mar al adentrarse en tierra firme; fotografiar personalmente el antiguo perfil de las tradicionales cabañas de pescadores, sencillas estructuras de madera donde el bacalao permanece secándose al sol.

Y hacer travesía entre atracciones naturales, formaciones rocosas impactantes, seductores senderos de montaña, idílicos lagos glaciales llenos de reflejos, acantilados de vértigo, legados rurales, paisajes inmortales, nevadas colinas libres de vegetación, y cascadas que derraman su drama en un constante y bello aluvión de agua cristalina.

¿Por qué dejarse seducir por este tren de Flam?

Construido entre 1923 y 1940, este convoy noruego cuenta a su favor con la certeza de ser una de las mayores hazañas de ingeniería edificadas por el hombre… o al menos por los noruegos. Y es que tiene una línea ferroviaria de 20 kilómetros de largo, fragmentada en 20 túneles en total, de los cuales 18 están erigidos a mano; todo ello mientras mantiene el 80 por ciento de su trayecto ladeado en un ángulo de graduación del 5,5 por ciento, lo que la convierte en una de las líneas de ancho estándar más inclinadas del mundo.

Si todo lo dicho arriba aún no convence, basta decir que el tren de Flam establece su trayectoria entre dos de las más emblemáticas zonas de Noruega, el final de Aurlandsfjord, situado en el afluente del Sognefjord, y la estación de Myrdal, subido a las mismísimas montañas.

Para tomarle el pulso en carne propia a este tren de Flåm basta con tomar un primer ferrocarril regional desde Bergen, Oslo o Voss, y apearse en la estación de Myrdal, punto esencial para embarcarse en este tren tan turístico, paisajístico y cultural.

De este modo, la línea férrea le hará visitar Flåm y su panorámica a ras del mar, le llevará a conocer el fiordo de Sogn que baña la orilla de ciertas laderas, le permitirá presumir de haber hecho sendero por la Ruta de los camineros o de los peones camineros, una popular atracción convertida en carretera de trabajo; y le ayudará a coronar los 867 metros por encima del nivel del mar que columpia el alto de la estación montañosa de Myrdal.

Un itinerario de encanto

Con un sinfín de comodidades en su interior, el tren de Flam hace gala de un estilo vintage, mientras el río custodia gran parte de su recorrido, despidiendo destellos y guiños azul brillante, y el paisaje de los valles de Flåm por los que transita hace un llamado de atención por detrás de las ventanas.

Así, esta oferta de turismo desafía el ascenso por las zonas más intransitables del propio valle, admira a golpe de mirador las vistas de la cascada de Kjosfossen, juega al descubrimiento y a la exploración de pequeñas granjas, haciéndolas brotar en lugares inimaginables; y además pone a desfilar diferentes y variopintos paisajes agrícolas, e invita a la contemplación de la iglesia y el casco antiguo de la ciudad de Flåm.

Esta trayectoria del tren de Flam, de entre una y dos horas, convierte al viaje en un crucero de ferrocarril por los hermosos paisajes de Noruega, algunos portuarios, otros rocosos y otros tallados en madera. Es, en suma, una promesa de explorar, a lomos de un vagón urbano de interesante arquitectura, encantadoras colinas, playas arrulladoras y montañas eternas.

Otra de las buenas cosas que tiene el tren de Flam es que su travesía es atemporal, de modo que se amolda a las estaciones del año y reitera mes a mes su invitación a viajar tanto en primavera y verano, como en otoño e invierno. En otras palabras, es un viaje que se puede hacer cuando mejor convenga.

Sí, tanto cuando el invierno hace acopio de ráfagas gélidas y tormentas de nieve, como cuando el solsticio de verano convierte al sol en un espectáculo que contemplar durante 24 horas seguidas, sin descanso, coloreando todo con un pincel solar y muchas tonalidades magnificadas en un dorado brillante.

No lo dude. ¡Apunte al tren de Flam en su lista de maravillas por experimentar! No se arrepentirá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí