Un fármaco contra el cáncer de mama metastásico recibirá financiación de Sanidad

0

Actualmente, el cáncer de mama metastásico representa el 20 por ciento de los tumores de pecho en España, ocasionando la muerte de más de 6.000 mujeres al año.

Ya es un hecho. La consejería de Salud de Cataluña ha accedido finalmente a financiar Sacituzumab govitecán, comercializado como Trodelvy, un innovador fármaco contra el cáncer de mama metastásico, matizando eso sí que solo se administrará a aquellos casos en los que no funcionen otros tratamientos.

Unas diferencias que ahondan en la inequidad en el acceso a la salud

Sanitat ha abierto un acceso entre los pacientes de cáncer de mama metastásico y las terapias innovadoras. De esta forma, Salud Pública ha dado su brazo a torcer ante un caso que ha hecho historia y sembrado revolución en las redes sociales, cambiando su política de no financiación de sacituzumab govitecán en el servicio público sanitario.

La aprobación se ha dictaminado en un clima social de mucha presión —todo hay que decirlo—, tras la ola de indignación y solidaridad levantada en favor de Laura Escobar, mujer de 43 años, madre de una hija de seis años, y paciente de cáncer de mama metastásico, quien se encontró con un no rotundo y una puerta cerrada al presentar su caso terminal ante los servicios sanitarios de Salud Pública.

Lazo rosa para concienciar acerca del cáncer de mama.

Un rechazo que tuvo el efecto de movilizar a asociaciones y pacientes en las redes sociales, a la vista de que en el futuro pueden encontrarse en circunstancias similares, más cuando le dieron un dictamen de seis meses de retraso, pasando de un inofensivo quiste de líquido en un bulto localizado en su seno, a un diagnóstico de cáncer de mama en enero del 2021.

Y es que el tiempo de detección es clave para ciertas enfermedades, entre ellas los tumores malignos, pues a mayor retraso médico, menos tiempo de actuación y de optar a posibles cartas terapéuticas. Una fatal demora que convirtió el caso de Laura Escobar en un ominoso pronóstico, con cinco lesiones en los pulmones que aparecieron tras el tratamiento inicial.

Después de someterse a un fallido tratamiento con un inhibidor de la dinámica de los microtúbulos llamado eribulina, sacituzumab govitecán se convirtió en su última esperanza oncológica para poder prolongar los 12 o 24 meses de vida que le pronosticaron este mismo marzo.

Bajo el nombre comercial de Trodelvy, se trata de un innovador fármaco que presentó sus resultados en el congreso mundial de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, y que desde noviembre del 2021 lleva aprobado por la Agencia Europea del Medicamento, oficializándolo así con su sello de autoridad sanitaria europea, brindándole una garantía de calidad, seguridad y eficacia por el que los consumidores se dejarán guiar y fiar.

De esta forma, Trodelvy se presenta como uno de los muchos medicamentos planteados para luchar contra el cáncer de mama que, pese haber sido validados por la AEM, aún continúan pendientes del respaldo económico del Estado, aun cuando sí cuenta con un uso autorizado en todo el país.

¿Qué implica realmente esta aprobación?

Dos meses y 15.000 euros gastados después, grande ha sido la repercusión adquirida en todo este periodo, debido al apoyo recibido en redes, pero, sobre todo, gracias al marido de Escobar, quien no cesó de solicitar que alguien se hiciera cargo (económicamente hablando) de un tratamiento que se ofrece en la sanidad pública de los países vecinos e incluso en ciertas comunidades autónomas del territorio nacional.

Algo que, por cierto, subraya la falta de equidad en el acceso a medicamentos innovadores. Una actuación persistente que le valió muchos rechazos y negativas y la actitud escurridiza de las autoridades sanitarias, que se pasaban la pelota de la responsabilidad entre sí, desembarazándose del caso.

Pero todo ha cambiado esta misma semana, a raíz de que el departamento ministerial de Salut de Cataluña comunicase que seguirá administrando este fármaco contra el cáncer de mama metastásico, pese a que la Comisión Interministerial de Precios de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad desestimó su inclusión en la cartera pública de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud durante su última reunión del pasado 7 de julio.

En su comunicado, Sanitat detalla que Trodelvy se ha administrado en contados pacientes en hospitales públicos catalanes, con informes oncológicos tan óptimos y eficaces que han motivado a esta autoridad a aceptar que el medicamento en cuestión se administre a pacientes con necesidades clínicas que requieran de este fármaco.

De modo que sí, será únicamente para aquellas personas en los que los demás tratamientos de este cancerígeno hayan resultado ineficaces y no estén funcionando.

¿Qué implica este respaldo para Laura Escobar?

El tratamiento no garantiza que podrá curarse de su cáncer de mama metastásico, ni mucho menos. Ahora bien, las pruebas radiológicas apuntan a que Trodelvy está trabajando correcta y positivamente, de modo que la paciente lo seguirá recibiendo, siempre y cuando no le deje de funcionar o le provoque efectos secundarios intolerables.

De hecho, aquellas mujeres que recibieron Trodelvy durante los estudios clínicos antes mencionados vivieron 11,8 meses más de promedio, frente a los 6,9 meses que experimentaron los pacientes que recibieron el tratamiento de referencia.

De todo ello se resume que esta terapia contra el cáncer de mama metastásico merece la pena, más cuando arroja un rayo de esperanza en el estanque de profusa investigación de esta enfermedad, donde cualquier segundo ganado es una oportunidad para las nuevas terapias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí