Ana Hernando, alumna de diseño y publicidad en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV), gana el ‘Premio de Diseño Mini’ por su proyecto ‘Parque Constanz’.

Cada vez es más habitual encontrarnos con entornos de ocio inclusivos para todas las personas. Los organismos públicos y las empresas privadas empiezan a cuidar estos elementos a la hora de crear nuevos lugares culturales o de entretenimiento. Pero no es tan habitual que estas ideas sean premiadas.

Parque infantil inclusivo: diseño para todos

Por ello, queremos destacar el reconocimiento obtenido por Ana Hernando, alumna de diseño y publicidad en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). Hernando ha ganado el denominado ‘Premio de Diseño Mini’, encuadrado en la categoría de ‘Nuevos Talentos’ dentro del ‘Madrid Design Festival’.

Ana Hernando recibe el 'Premio de Diseño Mini'.
Ana Hernando recibe el ‘Premio de Diseño Mini’.. / © Universidad Francisco de Vitoria

Lo ha conseguido gracias a un proyecto llamado ‘Parque Constanz’, que se refiere a un diseño de un parque infantil en el que pueden jugar niños con y sin discapacidad. Esta iniciativa, que es sostenible y completamente accesible, quiere fomentar la inclusión en la sociedad a través del ocio.

«La ley garantiza que puedas acceder al espacio, pero nada asegura que, por ejemplo, puedas entrar en el área donde están los columpios o que puedas jugar con las estructuras»

Ana Hernando, sobre los parques accesibles

Además, este proyecto plantea que se utilicen materiales que sean sustitutivos del plástico y plantea diferentes ejemplos prácticos: biopolietileno de alta densidad en los columpios; caucho para los suelos o resina para hacer los caminos podotáctiles para las personas ciegas.

Cómo surge este proyecto

«Un día estaba paseando por Madrid y me encontré con un parque que pone en la puerta que es accesible, pero todo el suelo es de arena, por lo que no se puede entrar con silla de ruedas, y las estructuras son palos de madera. El parque es muy chulo, pero es cero accesible», explica Hernando.

«Este proyecto surge a raíz de que siempre he estado muy atenta a la accesibilidad de los espacios ya que mi tío, que mide 1,90 metros, es tetrapléjico»

Ana Hernando

Por último, la alumna de la UFV señala: «creo que para cualquier tipo de proyecto, de cualquier índole, sería súper interesante tener equipos multidisciplinares e inclusivos, de manera que entre todos se llegue a soluciones conjuntas».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí