Un poema

0

¿Porque cuando el corazón se me aflige

le solicito a mi pluma

hacerla cómplice de mis cuitas

mientras sobre el papel derramo

dolorosos versos que describen

los tristes desvelos que invaden mi vida?

¿Porque en ella busco consuelo

desahogando mis angustias

y no proclamo a los vientos mis penas y luchas

dejando descansar  a mi sufrida pluma?.

A Dios la comparo aunque sea sacrilegio,

pues a ella recurro cuando la pena arde en mi pecho,

más cuando en mi  brilla la alegría

la abandono en el tintero.

Ésta es mi reflexión sobre mi deslealtad

con el siempre paciente Padre,

pues cuando el desconsuelo me invade, a Él raudo acudo,

más cuando llega la bonanza

pronta soy en  echarle en el olvido.

Reconozco mi deslealtad

hacia quien  para salir del mal me da fuerzas,

y para aquella a la cual me acerco

para  desahogar mis sentimientos

colmados de franqueza.

Son tan inmensas  sus grandezas

que pese a mi ingratitud

ella  sin reproches su tinta me entrega

y Él, por su inmenso amor

 no me cierra sus puertas.

Luisa Lestón Celorio 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí