Hoy, 21 de septiembre, con motivo del Día Mundial del Alzheimer, la Fundación Pasqual Maragall pone en marcha la campaña #undíaparaolvidar. Aunque se trata precisamente de lo contrario: recordar a las personas afectadas por esta enfermedad.

La Fundación persigue un doble objetivo: concienciar a la sociedad de la importancia que tiene para la cura de la enfermedad la labor de investigación, y por lo tanto, la necesidad de una inyeccion económica a todos los proyectos clínicos.

Y de otro lado, bajo el lema #undíaparaolvidar, la entidad pretende recordar que la tarea de divulgación puede cambiar su percepción social de estos enfermos.

La enfermedad de Alzheimer, esa epidemia silenciosa

Hablar sobre alzhéimer es hacerlo sobre el olvido. La Alzheimer’s Association define esta patología como «una enfermedad cerebral que ocasiona problemas relacionados con la memoria, el pensamiento y el comportamiento, pero no es una parte normal del envejecimiento.

Cabe señalar, además, que dos de cada tres personas en España conocen a una persona afectada por alzhéimer. De modo que es una patología que tenemos muy presente.

Por ello, Cristina Maragall, presidenta de la entidad catalana, solicita «más y mejor investigación para conseguir nuestro propósito: un futuro sin Alzheimer».

«Pero sólo conseguiremos encontrar a tiempo una cura a esta epidemia silenciosa y estructural si administraciones, legisladores, instituciones científicas, entidades sociales y sanitarias, y todos aquellos que trabajamos en este ámbito, sumamos nuestros esfuerzos de manera solidaria», insiste la hija del fundador.

Los biomarcadores que alertarán de un posible caso de alzhéimer

En este intento por ganar la carrera al olvido, desde el BarcelonaBeta Brain Research Center (BBRC), el centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, no dejan de trabajar, concretamente en la fase preclínica de la enfermedad cuando es asintomática.

El próximo 21 de septiembre, con motivo del Día Mundial del Alzheimer, la Fundación Pasqual Maragall presenta la campaña #undíaparaolvidar.
Laboratorio ©Michal Jarmoluk

En los últimos dos años se han producido avances muy importantes en el diagnóstico precoz, empleando biomarcadores sanguíneos que revolucionarán el abordaje de la enfermedad.

Uno de ellos ha sido el estudio que demuestra que algunos biomarcadores de la proteína Tau (que se pueden detectar en la sangre) están asociados a la aparición de la enfermedad.

Gracias a este hallazgo, por ejemplo, «en los próximos años podremos saber quién tiene más riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer con un simple análisis de sangre, lo que mejorará el acceso a futuros tratamientos y permitirá implementar estrategias de prevención personalizadas», señala el doctor Arcadi Navarro, director de la Fundación Pasqual Maragall y el BBRC.

Por otro lado, en cuanto a la prevalencia de esta enfermedad, según establece el Censo de las Personas con alzhéimer y otras demencias en España elaborado por la Confederación Española de Alzheimer (CEAFA), se prevé un crecimiento exponencial de este colectivo en los próximos años.

Según la OMS, cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos, lo que llevará a que cada veinte años se duplique el número de personas afectadas.

Ante este escenario, sólo cabe ir ganando, poco a poco, la batalla al olvido a través de la investigación y la difusión de la enfermedad.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí