La vela adaptada es un deporte, plenamente veraniego, que confiere absoluta autonomía. De hecho, cada vez son más las personas con discapacidad física, intelectual o sensorial que hacen de la vela su afición, ya sea como ocio o por competición.

Una de las características que tiene esta modalidad, es que el timón que todos conocemos se cambia por una palanca, tipo joystick, que la hace más manejable, de tal manera que la persona que lo practica tiene mayor autonomía.

Existen muchas escuelas con programas de Vela Adaptada donde los que la practican disfrutan del agua y de la naturaleza, imparten clases de iniciación, también de perfeccionamiento u otros cursos, más técnicos, que preparan a los atletas para presentarse a las regatas en sus competiciones.

La vela adaptada es un deporte que da plena autonomía navegando y cada vez son más las personas con alguna discapacidad que la practican.
Vela Adaptada. Foto Luis Fernández©/ Federación Andaluza de Vela.

Incluso practicar vela tiene puede tener fines curativos: la navegaterapia. A través de la práctica de este saludable deporte se trata de:

  • Hacer posible la normalización del mismo al aire libre para personas con discapacidad, independientemente del origen de la misma.
  • Integrar a los alumnos en el mundo de las competiciones náuticas.
  • Promover su acceso al mundo de la navegación a vela de una manera segura, didáctica, divertida y asequible.

Un deporte la mar de saludable

Sobre la embarcación se moviliza todo el cuerpo, aunque dominan la actividad de la parte superior. Además, el contacto con el mar y la naturaleza permite a los tripulantes aprovechar su tiempo de ocio.

Pero lo más importante es que, analizándolo desde el punto de vista de la salud integral, supone una ayuda al desarrollo psicológico individual y a la relación social de quienes practican la vela adaptada.

No cabe duda de que es un deporte muy completo, ya que al enfrentarse a un medio muy cambiante se ven obligados a activarse físicamente. Deben acostumbrarse a navegar con los diferentes vientos y esto implica aprender a ejecutar cambios rápidos. Normalmente las personas con discapacidad reconocen que realizan movimientos que en su casa jamás harían.

Dependiendo del modelo de embarcación y del grado de discapacidad de los participantes, existen múltiples posibilidades de adaptación.

El objetivo es reducir el esfuerzo que debe realizarse basado en juegos de poleas y cuerdas.

Diversas discapacidades, distintas superficies

Las superficies sobre las que se desarrolla la práctica de la vela también varía en función de la discapacidad del navegante.

En la vela adaptada también hay opciones para la navegación a «ciegas». Se colocan tres boyas formando un triángulo que emiten ondas a un receptor situado en el barco, lo que permite a las personas ciegas o con deficiencias visuales conocer la distancia a la boya y su ángulo de inclinación. También se emplean en algunos casos joysticks electrónicos, similares a los utilizados en los barcos de alta competición o en aviación.

Actualmente en España existen algunas escuelas de vela especializadas para deportistas discapacitados, pero aún estamos muy lejos de países como Estados Unidos, Australia y Francia, donde existe una especial sensibilización y se hacen esfuerzos para promocionar este deporte.

Un poquito de historia sobre la vela adaptada

Los comienzos de este deporte fueron en los años 80. En el 1996 se incorporó en los Juegos Paralímpicos de Atlanta.

Las normas están reguladas y aprobadas por la Asamblea de la Real Federación Española de Vela “RFEV«, entidad nacional compuesta por las Federaciones, clubes, deportistas, técnicos, jueces y otros colectivos integrados que promuevan o practiquen la modalidad deportiva de la Vela.

En el ámbito competitivo existen diferentes niveles que establece la Real Federación Española de Vela, que van desde pruebas profesionales de Crucero Offshore hasta pruebas de Vela Ligera, Kiteboarding y Fundboard.

Si estás pensando en embarcarte en esta aventura no dudes en consultar los siguientes enlaces. Serán de gran utilidad.

La vela adaptada es una actividad completa, ya que tiene un componente técnico y otro físico. Para las personas con algún tipo de discapacidad es una forma magnífica para probarse a sí mismos y guiarse por su afán de superación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí