La relación España y AstraZeneca tiene los días contados, pues el país ya no va a recibir ni distribuir más dosis de la vacunación anglosueca.

Hablar de España y AstraZeneca pronto va a pasar a mejor vida, y es que, tras la prohibición de Sanidad de inyectar este fármaco contra el coronavirus a grupos menores de 60, el país ni va a recibir ni a distribuir una dosis más de la vacuna fabricada por el laboratorio anglosueco.

¿Qué ha motivado la ruptura entre España y AstraZeneca?

Esta ruptura entre España y AstraZeneca responde a la medida tomada por Sanidad semanas atrás, a raíz de los extraños trombos registrados entre personas de mediana edad, particularmente mujeres; motivo por el cual prohibió la inyección de esta fórmula a todos los menores de 60 años.

Cabe recordar que el grupo incluido en la franja de edad entre los 60 y los 69 años es el único al que le resta recibir la segunda parte de la vacuna de AstraZeneca. Por ello, tras confirmar que cada comunidad autónoma cuenta con suficientes reservas para terminar de inocular con la pauta completa a los 1,2 millones de sexagenarios que todavía están pendientes de recibir la segunda dosis, el Ministerio de Sanidad ha decidido paralizar los envíos de la profilaxis de la Universidad de Oxford a las regiones autonómicas.

Analizando los datos de Sanidad, se puede señalar que el 78% de los sexagenarios ya habría recibido la pauta completa; más aún, de acuerdo con dicho informe, debería haber dosis de sobra, puesto que al país han aterrizado 10.387.100 ampollas, de las que, hasta la semana pasada, se había inoculado 8.914.320, es decir, el 85,8% del total.

De todo ello se deduce que los almacenes de las consejerías conservan más de 1, 4 millones de inyecciones de AstraZeneca, orientados a usarse para una segunda vacunación de refuerzo.

No hay futuro para el contrato de España y AstraZeneca

De este modo, el país cierra la distribución de esta profilaxis de AstraZeneca con algo menos de 4 millones de inoculados con las dos dosis; una cantidad en reserva con provisión para inmunizar a algo menos de 5,1 millones de personas, entre los cuales se contabilizan a personas integrantes del grupo etario de 60 a 69 años, amén de a trabajadores incluidos en sectores considerados esenciales como docentes, policías, militares… etc.

España, que lleva 15 días sin recibir nuevas entregas de AstraZeneca, tiene previsto recurrir al mecanismo Covax y enviar los más de 20 millones de dosis que le van a sobrar de esta vacuna a terceros países, en calidad de donativos, puesto que tenía cerrado un acuerdo para la compra de 31 millones de inyectables con esta marca.

Un contrato de España y AstraZeneca incumplido casi desde el principio, ya que entre sus puntos dejaba establecido que la totalidad de la entrega de esta remesa debía realizarse antes de junio, fecha de plazos que la compañía farmacológica no ha respetado.

La incidencia se eleva otros 37 puntos en apenas 24 horas

España y AstraZeneca se desvinculan, mientras la incidencia acumulada en el interior del país continúa promoviendo una quinta ola aún sin pico ante el cual refrenarse. Y es que durante las últimas veinticuatro horas la incidencia se ha visto disparada hasta 1.666, número que se refiere específicamente al grupo de edad comprendido entre los 20 y los 29 años.

Tampoco el número de positivos tiene cohetes que lanzar. De acuerdo con los últimos datos de Sanidad informados el pasado viernes, se contabilizaron más de 31.000 contagios en las últimas 24 horas. Cifras que dejan muy atrás las optimistas cifras de hace un mes. Ni el ritmo de vacunación influyen con sus efectos positivos en los contagios, los cuales van camino de recordar los peores momentos de la crisis sanitaria de la pandemia del Coronavirus en España.

Las buenas noticias, es que, por primera vez en 2021, el IMSERSO no ha notificado ninguna defunción por coronavirus en las residencias en la última semana. Sobra decir, porque lo recordamos todos, que la pandemia por Covid-19 siempre ha golpeado a las residencias de mayores con saña, convirtiéndolas en la imagen más dramática de la precaria situación sanitaria en España generada por la pandemia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí