Verónica Macedo, la eterna sonrisa de Saniclown va de hospital en hospital

0

Verónica Macedo es la sonrisa del hospital; esa eterna que busca siempre con generosidad aliviar el dolor de los que allí residen. Porque la vida empieza cuando sales y termina cuando te dan la bata para cogerte una vía. Sabes cuándo empieza todo pero nadie te dice qué va pasando cuando los días se torna grises y solamente quieres encontrarte con alguien que te haga reír.

Prensa Social: ¿Cómo decidiste convertirte en payasa de hospital?

Verónica Macedo: Me dediqué al mundo del teatro y de la interpretación desde muy jovencita. Hice la carrera completa de artes escénicas y en mi búsqueda vocacional siempre me interesó el mundo social, ser útil y aportar algo a mi entorno. En ese proceso, conocí el trabajo de Patch Adams hace más de 22 años, que integraba el clown en los hospitales, una disciplina que me gustaba mucho y que tenía de asignatura en mi carrera de arte dramático.  El trabajo profesional quiso integrarse al del corazón, al del alma, y coincidió «el milagro» de que el Patch Adams original, no el actor de la película viniera a Argentina en medio de esta búsqueda. Pude visitar hospitales con él y evidentemente eso definió mucho mi camino.

 P.S.: ¿Cómo es tu proceso, artístico y emocional, para prepararte una visita a un hospital?

V.M.: Artísticamente, como te explicaba, soy profesional con titulación de grado en artes escénicas, y en la parte de gestión emocional, me preparé como especialista universitaria en asesoramiento en terapia gestalt. Sin embargo, creo que lo más importante es tener un buen equipo y sentirte muy a gusto con ellos, como es el caso del equipo de Saniclown.  También, elaborar cada experiencia que vivimos, madurarla y aprender de ella.

 P.S.:¿Cuáles son los mayores desafíos al realizar tu labor como payasa de hospital?

V.M: Uno de los mayores desafíos es aprender de las dificultades, ser humildes y reconocer los fallos. Por otro lado, lo más difícil como directora es buscar la sostenibilidad de una profesión tan poco reconocida como tal. 

P.S.: ¿Qué tipo de habilidades crees que son importantes para el éxito en tu labor como payasa para personas con procesos de enfermedad?

V.M.: Creo que las habilidades más importantes son la empatía, la fortaleza, la suavidad, la delicadeza, la creatividad y la capacidad de jugar pese a todo.

P.S.: ¿Hay algún momento o experiencia particular que haya sido especialmente significativo para ti?

V.M.: Sinceramente todas han sido muy significativas tanto para mí como para las personas que lo han vivido conmigo, pero indudablemente las primeras experiencias ejercen un mayor impacto en la memoria personal. Yo recuerdo las primeras intervenciones clarísimamente, y esas experiencias fueron las que supusieron mi “sí “definitivo a esta carrera y lucha.

P.S.: ¿Qué beneficios aporta tu actividad, tanto a los pacientes y sus familias?

V.M.: El primer beneficio es interrumpir el aburrimiento y la monotonía de las esperas de hospital, que se une al beneficio de generar momentos especialmente bonitos, emotivos y divertidos en una situación adversa, en la que no se espera este efecto. Esta experiencia crea recuerdos muy buenos tanto para los padres como para los niños y humaniza el espacio hospitalario, permitiendo que ir al hospital no sea una experiencia tan traumática para los niños, sino que incluso puedan tener un recuerdo afectivo positivo.

También los pacientes que están contentos y que se sienten bien colaboran y aceptan mejor sus tratamientos, y un paciente con mejor estado anímico necesita menos medicación que un paciente deprimido o triste. Este es otro de los beneficios que aportamos, mejorar el bienestar emocional de los pacientes.  

P.S.: ¿Cómo te mantienes motivada y entusiasmada con tu trabajo?

V.M.: Yo creo que básicamente nos retroalimentamos con los compañeros, con el cariño, la creatividad, el esfuerzo y el cuidado que ponemos cada día en cada intervención. Creemos en esto casi como una religión, y simplemente cuando hay una vocación auténtica, una sensación de que estás en el mundo para esto, pues es muy difícil librarse de querer hacer algo que nos llena de sentido.

 P.S.: ¿Cómo se puede colaborar con vuestra asociación? ¿Qué requisitos se deben tener?

V.M.: Hay múltiples fórmulas de colaboración en Saniclown ¡no hay requisitos para ayudar! Somos una organización sin ánimo de lucro que contamos con la utilidad pública y con el sello de la fundación lealtad de transparencia y buenas prácticas, con lo que se puede donar con confianza obteniendo por ello una desgravación fiscal. Además, cada año contamos con una Gala de Circo en el Teatro Circo Price de Madrid, este año será el 3 y 4 de Noviembre, donde la compra de entradas también nos ayuda a seguir en los hospitales.

Asimismo, es posible hacerse socio (como particular o empresa) y apoyarnos para hacer sostenibles nuestras acciones; o colaborar como voluntarios en diferentes acciones de la organización.  Pueden consultar más información en www.saniclown.org o escribir sus consultas a administracion@saniclown.org 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí