La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, reafirma el compromiso del Consistorio de la capital para «construir un modelo de ciudad más segura y accesible».

Los principales dirigentes del Ayuntamiento de Madrid han realizado declaraciones en los últimos tiempos en las que aseguran que están trabajando para mejorar la seguridad y la accesibilidad de la ciudad. Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, aprovechó su visita a las obras que se están llevando a cabo en la calle Pez Austral para reafirmar esta postura: «Apostamos por un Madrid más seguro y accesible».

Adaptarse a la normativa de accesibilidad

Estas obras en la capital, según explica el Ayuntamiento en un comunicado, «tienen como objetivo incrementar la calidad de vida de sus vecinos». «Para ello, se está trabajando en la eliminación de las barreras arquitectónicas, en la mejora de los accesos y la ampliación de las zonas de tránsito peatonal, además de compatibilizar la presencia de vehículos y peatones, con el fin de favorecer el desarrollo de actividades de carácter social y comercial en la zona», apunta el Consistorio.

Primer plano de Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid.
Primer plano de Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid. / © Isabel Infantes. Europa Press

Además, Villacís, que estuvo acompañada por el concejal de la Junta de Distrito de Retiro, Santiago Saura, añade: «Queremos incrementar la calidad de vida de nuestros vecinos y defendemos un modelo de ciudad pensado para su uso y disfrute».

«Tenemos que garantizar la accesibilidad y la seguridad, tanto de los usuarios del centro de mayores como de las familias y los niños que acuden a los dos colegios existentes en la zona»

Y es que, tal y como remarca la propia vicealcaldesa de la ciudad, «estas obras en la calle Pez Austral servirán para adaptar la vía a las exigencias de la normativa de accesibilidad». Esta remodelación urbana está previsto que esté finalizada en septiembre.

Mejoras realizadas con motivo de estas obras:

  • Modificación de la anchura y configuración de las aceras, que redunda en la racionalización de la posición y longitud de los pasos de peatones y en la garantía de su plena accesibilidad.
  • Eliminación del doble sentido de circulación de la calle, que pasa a tener habilitado un solo carril de sentido único de 3,5 metros de anchura, con la habilitación de aparcamiento en batería a ambos lados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí