Viruela del mono: más de 6.940 casos en España y Más de 57.600 en el mundo

0
Virus de la monkeypox o viruela del mono, imagen cortesía Freepik.

La viruela del mono sigue su ascenso por el mundo, arrastrando a miles de personas en el país, y afligiendo globalmente a un mayor número de personas.

Pese a que la viruela del mono ha aflojado su puño de hierro en Europa —lo que no significa, ni mucho menos, que el Viejo Continente esté fuera de peligro—, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos positivos de esta infección continúan siendo considerables, especialmente en España.

El virus de la viruela del mono parece muy lejos de estar de capa caída

De hecho, y según lo notificado el martes por el Ministerio de Sanidad, la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) lleva contabilizados en 17 comunidades autónomas del país un total de 6.947 casos confirmados de viruela del mono.
Nuevamente, la región de Madrid vuelve a estar a la cabeza con 2.424 positivos, seguido de Cataluña y Andalucía, que cuentan con 2.075 y 834 casos, respectivamente. Asimismo, en la notificación de RENAVE se detalla que 6.804 de los casos registrados pertenecen a hombres, mientras que 143 corresponden a mujeres. La edad, en cualquier caso, vuelve a oscilar entre 7 meses y 88 años, manteniéndose la media en los 37.

Por su parte, y a fecha de 13 de septiembre, hay 16.294 casos confirmados de viruela del mono desperdigados por el resto de Europa, con un perfil clínico que en su mayoría se mantiene en hombres jóvenes, con antecedentes de relaciones en contexto sexuales de riesgo.

En este contexto, Francia se alza como el segundo país más afectado (solo por detrás de la propia España) con 3.785 positivos. Una estela de contagio al que le sigue Alemania, con 3.533; Reino Unido, con 3.345; Países Bajos, con 1.195; y el vecino Portugal, con 871.

Por su parte, el recuento de esta infección, realizado a nivel mundial por la OMS desde el 1 de enero y hasta el 12 de septiembre arroja unos datos aún más milenarios, ya que supera los 57.600. en el actualizado informe del organismo sanitario de la ONU, emitido también este mismo martes, se matiza que el nuevo brote ha dejado por ahora 22 muertos a nivel internacional, y que EEUU y Brasil aún ostentan el puesto del primer y tercer país más aquejado por ahora, con 21.504 y 5.726 confirmados, respectivamente.

Por ahora, la OMS mantiene sus investigaciones dirigidas a determinar si la infección sufrida entre los trabajadores de la salud, contabilizados actualmente en 322 casos notificados, se debió realmente a la exposición ocupacional; aunque el informe de la OMS señala que la mayoría se infectaron en la comunidad.

Un momento peligroso para Europa

en opinión de Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, la reducción de contagios de viruela del mono que viene observándose en estas últimas semanas de septiembre (una estela de reducción a la que también se ha sumado la transmisión del Covid-19, por cierto), pueden suponer realmente un punto de inflexión.

La advertencia, lanzada durante la 72ª reunión del Comité Regional de la OMS para Europa, viene a recordar la importancia de no olvidar la necesidad de tomar las medidas necesarias con las que controlar, frenar y eliminar la transmisión de ambos virus, Monkeypox y el SARS-CoV-2, y menos cuando en ninguno de estos países donde se ha presentado el virus del simio la enfermedad se ha vuelto endémica.

Para Ghebreyesus, el peligro reside en confiarse y bajar la guardia, básicamente, ya que ello da pie a una relajación excesiva de las medidas, desencadenando el consiguiente e inevitable aumento de la transmisión de las infecciones.

«Se ha registrado una disminución sostenida de la transmisión de viruela del mono en la mayoría de los países europeos, pero esta tendencia puede ser el momento más peligroso si abre la puerta a la complacencia», subrayó el líder de la OMS.
Una advertencia que Carolina Darias, ministra de Sanidad y representante de España durante el citado evento, no ha tardado en tomar el relevo, insistiendo en la importancia de «seguir trabajando» para que tanto el Covid-19 como la viruela del mono vayan perdiendo presencia entre la población. ¿El objetivo?

Conseguir al menos que la viruela del mono no se desborde, por un lado, y que el coronavirus siga atascado en los niveles bajos de ahora, por otra parte, con una hospitalización y una ocupación de camas UCI que también han caído, ambas, además, por debajo del 3 por ciento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí