Una vez reconocido el grado de Dependencia éste tendrá una validez nacional por lo cual no se verá influido por el hecho de que la persona dependiente se traslade de una Comunidad Autónoma a otra (CCAA).

A partir del reconocimiento de la misma, los trámites los llevará a cabo Servicios Sociales que son los responsables de realizar el llamado Plan Individual de Atención (PIA) en el que se detallan las prestaciones por dependencia a las que se tiene derecho. La PIA sí es competencia de cada CCAA por lo que si la persona dependiente cambia de comunidad se debe gestionar el traslado de su expediente con lo cual tendrá igualmente que revisar el PIA.

Si el traslado supone más de tres meses o ya es de carácter permanente desde el inicio, se debe empadronar el dependiente en la nueva comunidad. Una vez empadronado, tendrá que acudir a los Servicios Sociales de esa comunidad autónoma y solicitar el traslado a la misma desde su origen.

Una vez que la nueva comunidad autónoma reciba el expediente tendrá que ver si las prestaciones otorgadas corresponden a el PIA y definirá así mismo, la disponibilidad de servicios y a lo que tiene derecho en la nueva comunidad.

Es importante saber que a la hora de recibir una prestación económica, la comunidad autónoma suya le seguirá abonando la prestación hasta un máximo de tres meses, fecha a partir de la cual, el organismo competente le abonará después lo que le corresponda.

Si además tuviera otorgado el servicio a domicilio, una plaza residencial o cualquier otro servicio es posible que la prestación se vea suspendida y sustituida por una PEVS (prestación económica vinculada a servicio) hasta un máximo de tres meses.

En el caso de ser un traslado temporal, es decir, inferior a tres meses, no es necesario solicitar el traslado de expediente. Igualmente si dispone de una plaza o servicio de ayuda a domicilio mantendrá dicha plaza o derecho de servicio mientras esté fuera de su Comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí