«Si puedo trabajar desde casa, puedo trabajar desde cualquier sitio». Tal es la idea del workation, una tendencia muy en boga que combina el teletrabajo con destinos turísticos atractivos.

«Si puedo trabajar desde casa, puedo trabajar desde cualquier sitio». Tal es la idea fuerza que anima el workation, junto con su corolario lógico:

«Si puedo trabajar desde cualquier sitio, ¿por qué no compaginar este teletrabajo con los destinos turísticos más atractivos para mí?»

¿Por ejemplo? Atenas, Budapest, Cracovia, Dubrovnik, Praga, Roma o Talin, la bella capital estonia, son algunas de las ofertas del portal workation.com, especializado en destinos europeos para atraer a los workationers más avezados. También atienden a empresas, diseñando planes de trabajo vacacional para sus plantillas. Preguntados que qué servicio prestan, responden: «Eliminamos el estrés de organizar sus vacaciones laborales: nuestros paquetes workation incluyen todo lo que necesita para maximizar su experiencia a la vez que acelera su productividad. Para ello, le ofrecemos opciones de estancias prolongadas en alguno de nuestros destinos europeos; o bien trabajar mientras viaja a múltiples ciudades a cuál más estimulante. Escápese de la aburrida rutina mediante viajes personalizados y servicios de trabajo remoto diseñados para sus necesidades específicas. Vd. encárguese de su trabajo y deje a nuestro cargo la organización de sus vacaciones». Podría sonar peor.

Pero ¿qué significa ‘workation’?

El palabro workation es un acrónimo formado por las voces inglesas work: ‘trabajo’, y vacation: ‘vacaciones’, lo que denota una voluntad de conciliar ambos mundos en apariencia incompatibles, antagónicos. Voluntad que resulta factible para un número creciente de teletrabajadores que, por la naturaleza de su empleo remoto, han logrado cuadrar el círculo; esto es: compaginar una jornada laboral productiva con actividades vacacionales durante las horas de ocio que dicha jornada deje al disfrute del teletrabajador. En otras palabras, el workation es una modalidad de teletrabajo que permite conciliarlo con unas vacaciones turísticas al uso; y a un coste asumible, sobre todo en temporada baja.

¿Traducción? Si se pirra por unas vacaciones exóticas pero sólo puede permitírselas incluyendo el teletrabajo en su equipaje, entonces el workation —trabajo vacacional o vacaciones laborales— es para usted.

Recomendaciones a seguir

Las recomendaciones de los expertos para el workation son las mismas que para el teletrabajo, pero acentuadas; a saber: «mentalizarse, organizarse y tener una oficina o un rincón donde nadie nos moleste, que sirva de oficina de trabajo. También hay que moverse, ojo al síndrome del turista; y adecuar los muebles y la luminosidad, así como atenerse a un horario y evitar todo tipo de distracciones», aplazando las gratificaciones en vez de procrastinar las tareas. Ahora bien, teletrabajar desde un destino turístico atractivo tiende a multiplicar dichas distracciones —por no hablar de las tentaciones—, exigiendo en muchos casos más disciplina aún que la que ya requiere teletrabajar desde el propio domicilio.

En otros casos, empero, es al revés. Es decir, para algunos teletrabajadores, abandonar la rutina domiciliaria sustituyéndola por entornos sucesivamente nuevos surte el insospechado efecto de elevar su productividad, al mejorar su concentración eliminando las distracciones a que estaban expuestos en su antigua vida cotidiana. Como es natural, si uno trabaja a solas en una ciudad donde no conoce a nadie, es improbable que nadie vaya a molestarlo.

«A mí personalmente me cuesta menos posponer la visita a la fuente de Trevi, que sé que me va a esperar sin irse a ninguna parte, que decirle que no a ese amigo que hace mucho que no veías y que se pasa inesperadamente por tu casa para invitarte a un café en el bar de abajo», explica W. Schrems, una vienesa pionera del workation que lleva décadas combinando satisfactoriamente su trabajo de traductora freelance [autónoma] con el vagabundeo por América, Europa y Asia.

«Sí, todo lo que gano trabajando me lo gasto en hacer el guiri por ahí», reconoce. «Pero a mí me compensa». Como ella, más de uno ha encontrado en el workation la mezcla perfecta de estímulo y tranquilidad que tanto favorece el trabajo creativo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí