Esta es una de las veces en que es bueno volver la vista atrás y Maribel Llaudes, comparece ante su público y lo hace más Karina que nunca, tan Karina como siempre: tierna, ingenua y algo temerosa.

Y viene a contar y a contarnos, a recontar y a recontarnos, viene —escoltada por Carlos Manuel Díaz y Angie Lofer— buscando compañía, a sentirse y saberse acompañada y el escenario se vulve cuarto de estar y las tablas mesa camilla.

Y así, Karina, firme y vulnerable, habla y habla, se detiene y se recrea, se explica y se emociona mientras da cuenta y razón de lo poco que significan las palabras viviendo siempre con ilusión.

Y no, no es una ilusa. 

Y no, el humo no ciega sus ojos.

Maribel sabe verse con distancia, tomarse con humor, y aceptarse con bonhomía y sin resignación mientras deja que su voz permanezca todo el anhelo y la melancolía de siempre porque nunca ha dejado de cantar un concierto —triste y dulce— para enamorados acribillado de inocencia desconcertada.

Y no, no ha llegado el fin del camino, aunque las realidades se hagan sueños, aún queda mucho, mucho por andar.

Gracias, Karina.

Teatro Bellas Artes de Madrid los lunes a las 20 horas 

Reparto

Maribel Llaudes «Karina»
Carlos Manuel Díaz
Angie Lofer

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí