Galapagar se ha convertido en el segundo municipio de la región en visibilizar la inclusión y evitar las barreras para que «todo sea para todos». La nueva iniciativa ha sido dar visibilidad a la lucha de la localidad madrileña en ser cien por cien inclusiva, inscribiendo por ello, la calle de la Inclusión.

Este será ahora el sexto municipio de España y el segundo de la Comunidad de Madrid en dar prioridad a la inclusión. Ubicada en un lugar céntrico y de habitual paso de numerosos vecinos de la localidad, esta calle invita a la reflexión de todos los que pasen por ella y contribuye a poner el foco en la importancia de crear una sociedad más inclusiva y justa.

La alcaldesa Carla Greciano ha asegurado: «esta calle es un símbolo que quedará para la historia como muestra del compromiso de este equipo de gobierno y todos los vecinos con la diversidad. Queremos demostrar que todos los vecinos somos iguales más allá de nuestras capacidades y todos merecemos ser valorados y respetados, fomentando la convivencia y la inclusión plena”.

Manifiesto por la inclusión

Antes del descubrimiento de la placa siete estudiantes del Colegio Gondomar leyeron un manifiesto por la inclusión que entregaron enmarcado a la alcaldesa de la localidad. El mismo dice:

1.- Para nosotros un Colegio Inclusivo es el que trabaja para garantizar la igualdad de oportunidades de todos los alumnos/as, compartiendo espacios de aprendizaje y experiencias vitales, sin que nadie quede excluido por sus limitaciones, capacidades, necesidades o ritmos de aprendizaje.

2.- En nuestro pensar, sentir y hacer está aceptar e integrar la diversidad, porque nos enriquece, nos hace más fuertes, más sabios y mejores personas y ciudadanos.

3.- Desde todos los Colegios e Institutos deberíamos favorecer el desarrollo de las competencias cognitivas, afectivas, sociales, culturales, estéticas y éticas de los alumnos/as porque el bienestar emocional y mental de todos son los que construyen una sociedad sana, empática y feliz.

4.- Creemos que un Colegio Inclusivo es más creativo, humano, alegre, cercano, saludable e innovador.

5.- En un Colegio Inclusivo buscamos un pensamiento crítico y constructivo, transformamos los estereotipos y creencias limitantes en oportunidades para crecer y mejorar.

6.- Es el momento de construir, de sumar, de abrazar, de integrar, de escuchar y de crear un lenguaje y sentimiento inclusivos. Cuando nos unimos en un fin común las familias, los colegios, el pueblo, el Ayuntamiento, la Comunidad, las Administraciones y los organismos como la ONCE, llegamos más lejos y somos más resilientes.

7.- Un futuro mejor es posible: Nosotros somos pequeños, pero podemos hacer cosas grandes, tú también.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí