El alelo APOE4, el factor de riesgo que el Alzheimer y el Covid-19 comparten

0

¿Sabía que existe una relación entre las enfermedades del Alzheimer y la del Covid-19? Un factor de riesgo en común que un nuevo estudio ha puesto en relieve.

Así es. Bajo el título APOE 4 associates with increased risk of severe Covid-19, cerebral microhaemorrhages and post-COVID mental fatigue: a Finnish biobank, autopsy and clinical study, investigadores de la Universidad de Helsinki han realizado un estudio sobre la relación del Alzheimer con el coronavirus, contando para ello con la colaboración del Hospital Universitario Finlandés.

El APOE4, propio del Alzheimer, puede agravar algunos síntomas a largo plazo de la covid persistente

Se trata, en cuestión, del hallazgo de un reciente estudio científico que fue realizado tanto en la Universidad de Helsinki como en el Hospital Universitario de Helsinki (HUS), y que fue publicado más tarde en la revista Acta Neuropathologica Communications.

Entre sus líneas divulgativas se expone un extenso alineamiento de los datos arrojados, cuyos resultados vienen a sugerir que el alelo APOE4 es capaz de aumentar esas microhemorragias cerebrales que tan estrechamente relacionadas están con la Covid-19, asociándolas de paso con la fatiga mental, uno de los síntomas más habituales y recurrentes del Covid de larga duración.

Según el trabajo, al menos un tercio de los finlandeses son portadores andantes del alelo APOE4, aproximadamente; una variante genética que, entre otras cosas, predispone a quien lo porta a ultimar padeciendo de Alzheimer; una dolencia que, por otra parte, aumenta el riesgo de sufrir un coronavirus grave, llegando a asociarse incluso con la fatiga mental relacionada con la long covid o covid persistente.

Entrando en detalles sobre este último punto, los investigadores informaron al respecto que realizaron diferentes observaciones, las cuales acabaron desembocando en datos que mostraban una relación existente entre APOE4 y el Covid-19. ¿A qué nivel? En una mayor susceptibilidad a la infección por SARS-CoV-2, por un lado, y a un incremento de mortalidad por Covid-19, por otra parte.

De este modo, los científicos de la Universidad de Helsinki y del HUS involucrados en esta investigación establecieron, a raíz de los resultados extraídos de su ensayo, la relación entre el alelo APOE4 y su variante genética que desarrolla el Alzheimer, con la gravedad de la Covid-19, con un muestreo centrado en la población finlandesa.

Por otra parte, el mismo grupo multidisciplinar reconoció que investigó asimismo los cambios cerebrales microscópicos, poniendo el foco en los cadáveres de aquellas personas que habían padecido Covid-19 estando aún en vida, aprovechando el momento para indagar sobre la relación existente entre APOE4, es decir, el factor de riesgo del Alzheimer, y los síntomas de fatiga mental experimentados seis meses después del inicio de la infección por coronavirus.

«El alelo común 4 del gen APOE parece estar asociado a un mayor riesgo de Covid-19 grave en la población finlandesa», hizo ver Liisa Myllykangas, neuropatóloga consultora tanto de la Universidad de Helsinki como del HUS. «La importancia de APOE4 se acentúa en la población finlandesa, lo que puede deberse a su homogeneidad genética».

Un factor que duplica su afectación

El riesgo de desarrollar un Covid-19 severo, del tipo que requiere cuidados intensivos, se duplicó y con creces en los portadores del alelo APOE4, o eso apuntan los resultados de este estudio. A tal circunstancia se suma además el hallazgo de hemorragias microscópicas ubicadas en el cerebro derivadas de la Covid-19 grave que sufrieron los portadores de este alelo, un factor que resalta especialmente al compararse con los demás.

Y es que el APOE4 puede afectar de igual forma a la gravedad de ciertos síntomas a largo plazo, tal y como informó la intensivista Johanna Hästbacka, jefa médica, sobre todo en los casos de Covid-19 que requieren hospitalización.

«En el estudio, la fatiga mental, que se definió como la dificultad para dirigir la atención y concentrarse, surgió como uno de esos síntomas».

Mientras, su colega Myllykangas, neuropatóloga de la Universidad de Helsinki y del HUS, señaló por su parte que los conjuntos de los datos puestos a estudio eran relativamente pequeños, al menos los relacionados con el número de pacientes con Covid-19, de modo que los resultados deben considerarse como indicativos, al menos de momento.

«Para comprobar nuestros hallazgos estos fenómenos deben investigarse en conjuntos de datos más amplios».

El único interrogante que no halla respuesta en el texto de la investigación es la cuestión sobre la conexión entre el Coronavirus y la aparición de trastornos de la memoria en aquellos portadores de APOE4 con inclinación hacia el Alzheimer.

«Para responder a esta pregunta se necesitan estudios de seguimiento a largo plazo en pacientes recuperados de la Covid-19», sostuvo Myllykangas, «así como investigación básica centrada en los efectos combinados de la APOE4 y la inflamación sistémica sobre los mecanismos de la memoria en el cerebro».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí