Albert Campabadal. Decir su nombre es recordarles a todas las personas que aún no le conocen que usted forma parte del mundo de la discapacidad, la dependencia y los mayores.

Hace un año me propuso formar un grupo de trabajo para sacar adelante este proyecto: Prensa Social. Yo le puse el lema y a usted le pareció bien; porque «el periódico que nos une» permite ver que tanto lectores como periodistas, todos remamos en el mismo sentido.

Ha sido un año duro lleno de contrariedades, problemas, injusticias, discriminaciones, leyes y muchas otras cuestiones que han afectado directamente a los colectivos vulnerables por los que trabajamos con afán, máxime si arrancamos tras una pandemia.

Prensa Social: ¿Cree que estamos mejor y salimos mejores como rezaba el lema poscovid?

Albert Campabadal: Durante la pandemia, en la que todos hemos vivido momentos muy complicados, se ha ido atendiendo de la mejor manera posible, dadas las circunstancias, a todos los colectivos sociales. Hemos salido con un país más endeudado, con mayor déficit y mucha inflación. Esto nos está pasando factura.

PS: ¿Cómo ve la situación política española?

A.C.: Complicada desde hace muchísimos años; es necesario que tomemos conciencia de los problemas reales más acuciantes y realicemos los cambios necesarios.

PS: Un empresario como usted ve que el país está yéndose a pique hace meses. Eso ¿le hace cuestionarse muchas cosas?

A.C.: Como decía antes, cada vez nuestra deuda es mayor, el BCE nos está manteniendo a flote. Hay que actuar antes de que sea demasiado tarde y gestionar nuestra economía de acuerdo con la realidad de nuestro país.

Albert Campabadal, editor de Prensa Social. Presidente de Medios Sociales.

PS: ¿Quiénes ganan en todo este merengue? ¿La banca, las eléctricas, los socios de Gobierno?

A.C.: «A río revuelto, ganancia de pescadores». Está claro que todo sector energético es el gran beneficiario, y la recaudación de impuestos también

PS: ¿Qué papel cumple la prensa española? ¿Cree que están todos comprados?

A.C.: No diría esto ni mucho menos pero un periódico es una empresa y evidentemente tiene sus intereses económicos.

PS: ¿Qué supuso para usted adentrarse en el mundo de la prensa y considerar que este podría ser un canal para contactar con los colectivos vulnerables sin fisuras?

A.C.: Prensa Social para mí es una ventana que se abre al mundo social y que permite a muchas entidades mostrarse con más facilidad a toda la sociedad.

PS: ¿Cree en la libertad de expresión?

A.C.: Sí, pero hasta cierto punto. Muchas veces nos mordemos la lengua y no se cuentan algunas cosas.

PS: ¿Son los grandes olvidados o es una sucesión de incongruencias, la toma de decisiones incorrecta, que no beneficia nunca a los mayores, dependientes, personas con discapacidad?

A.C.: Estos colectivos requieren grandes dotaciones presupuestarias y este es el gran problema. Creo que la distribución del presupuesto es bastante mejorable: necesitamos menos estructura, eliminar determinados gastos y ser más finalistas con el dinero del que disponemos.

PS: ¿Cree que los mayores son activos o estamos adentrándonos en la era del hedonismo y no hacer nada salvo ver series casi tres décadas? Recordemos que están prejubilando a muchas personas…

A.C.: Para las personas mayores la actividad física y mental es fundamental. Entregarse a la telebasura es lo peor que puede hacer una persona mayor. 

PS: ¿Por qué consideró que se necesitaba este país un periódico como Prensa Social?

A.C.: Porque era un espacio de información que no estaba bien cubierto y podíamos aportar una visión diferente y complementaria del mundo social 

PS: ¿Qué proyectos le quedan por emprender?

A.C.: Soy tremendamente inquieto; para mí emprender es un ejercicio que realizo de forma diaria y esto daría para más espacio del que disponemos.

PS: ¿Cómo ve el futuro de España para los mayores?

A.C.: Complicado. Todas las políticas sociales se hacen con dinero y ahora tocará apretarse el cinturón. Además, la pirámide poblacional se está invirtiendo y esto es terrible. Este problema no se está abordando con el rigor necesario.

PS: ¿Augura un buen año o esperamos a cambiar de tercio como los toreros?

A.C.: De momento creo que en los próximos años puede haber cambios, pero no todos los necesarios: muchas veces necesitamos tocar fondo para hacer aquello que es debido.

PS: Díganos alguna cuestión que quiera trasladarles a los lectores de Prensa Social como editor de esta cabecera.

A.C.: Abrir un nuevo medio no es fácil y sin la fidelidad de los lectores, imposible. Les estoy enormemente agradecido por contribuir a que podamos llevar adelante este proyecto. 

PS: Muchas gracias, don Albert. Arrancamos el segundo año con fuerza, dedicación y con la serenidad de saber que con rigor, sentido común y el compromiso de ser un servicio público este diario seguirá siendo el altavoz de los colectivos vulnerables de este país, que siguen siendo los mayores, las personas con discapacidad y los dependientes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí