Las convulsiones son el principal signo de la epilepsia. Algunas pueden parecer episodios catatónicos. Otras pueden hacer que la persona se caiga, tiemble y no se dé cuenta de lo que sucede a su alrededor. En esta ocasión les presentamos la batalla de Diego, un pequeño guerrero que tiene que lidiar con recurrentes ataques epilépticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí