La microbiota intestinal es la comunidad de microorganismos vivos que alberga nuestro tubo digestivo y que, desde hace milenios, vive en la superficie del intestino. Este órgano nace estéril y adquiere su colonización microbiana tras el nacimiento.

Se calcula que el intestino contiene unos 100 billones de bacterias de 1000 especies distintas. Entre estas especies bacterianas de nuestro organismo se encuentra un importante grupo, que vive en el tracto gastrointestinal y forma la microbiota. Estos microorganismos se van incrementando de forma longitudinal del estómago al colon.

La mayoría de estos microorganismos son necesarios para el buen desarrollo fisiológico aunque no todos se concentran en la misma zona. Si la microbiota se ve alterada por la edad, por alguna enfermedad o por una simple dieta puede afectar al metabolismo humano.

Las funciones principales de la microbiota son: digerir la fibra y producir los ácidos grasos necesarios para preservar la salud intestinal; prevenir la diabetes, enfermerdades cardíacas y cáncer; controlar el sistema inmunológico; participar en el metabolismo de los carbohidratos no digeribles, producir vitaminas y producir energía para reducir los niveles de colesterol en el intestino; controlar la función cerebral; regular el peso y evitar la disbiosis intestinal; promover el colesterol HDL y los triglicéridos buenos.

La alteración de la microbiota viene causada por una dieta inadecuada rica en alimentos procesados, grasas y azúcares, estrés, sedentarismo, contaminación, beber, fumar, falta de ejercicio y dormir poco y mal.

Con la edad descienden también el número de bacterias beneficiosas que influyen en la flora intestinal; si sufre de colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn; consumir fármacos y antibióticos hace que la microbiota se altere.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí