La salud mental: visita a Roma

0
oplus_2

El Hospital de Día Lajman dedicado a la psicorehabilitación de personas con problemas de salud mental ha visitado Roma de la mano del Padre Trinitario (Santa Trinidad) Rafael Carmelo Mejía, un sacerdote que dirige la Iglesia de San Carlino y el convento que se encuentra ubicado en el cruce de Las Cuatro Fuentes, uno de los lugares de obligada visita en Roma. Las cuatro fuentes reciben el nombre debido a que en cada esquina hay tallada una fuente de grandes dimensiones. 

La Orden de los Trinitarios Descalzos mandó construir esta iglesia en 1634 a Francesco Borromini, quien buscó con los pocos medios que tenía la forma de construir una iglesia que cambió la historia de la arquitectura barroca. 

El padre Rafael es tutor de uno de los pacientes del Hospital de Día Lajman, y le propuso al equipo directivo visitar Roma para conocer al Santo Padre y disfrutar de la ciudad eterna. 

oplus_2

En la foto de portada vemos a Paquita entregando al Santo Padre un cuadro realizado por otro paciente del Hospital, Fernando, que ha contado con el apoyo de todos sus compañeros. 

 El padre Rafael acompañando a Paquita en la entrada a la Plaza de San Pedro. 

También consiguió el padre Rafael que otra paciente estuviera saludando al Papa Francisco y le enseñara tres rosarios para bendecirlos personalmente. 

Para las 18 personas que tuvieron la oportunidad de escuchar la misa en la Plaza de San Pedro, este viaje va a ser recordado durante toda sus vidas, ya que además de tener la oportunidad de realizar un viaje muy espiritual (se han hospedado en un convento de una orden de religiosas) han podido recorrer la mayoría de los barrios de esta impresionante ciudad y conocer la historia de las principales iglesias, entre ellas, la Basílica Papal Santa María la Mayor. El padre Rafael les enseñó a los componentes de este viaje donde reza el Papa Francisco cuando se va de viaje y donde reposarán sus restos cuando fallezca el Santo Padre. 

 Una foto de familia delante del Coliseo Romano 

El último día lo dedicaron a visitar la Iglesia de San Carlino donde además de asistir a una misa de agradecimiento por este viaje, también comieron en el salón del convento (refectorio) una excelente pasta confeccionada por la monjas de la orden. 

 Los componentes del Hospital de Día Lajman entrando a la Iglesia de San Carlino.

El padre Rafael les enseñó parte de las instalaciones del convento y la historia de la Iglesia y de la Beata Isabel Canori Mora, que tiene una capilla en esta Iglesia.

El padre Rafael con dos monjas de la orden que les prepararon la comida.

Todos los componentes de este viaje van a recordar su viaje a Roma, donde además de pasar unos días inolvidables, han vuelto más unidos y agradecidos por vivir una experiencia donde han olvidado sus problemas de salud mental, convirtiéndose en unos turistas privilegiados que, sin la ayuda de este sacerdote trinitario, nunca se hubieran podido realizar. 

José Manuel Dolader

Director Radio Diversidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí