La Palma: las personas sordas reclaman igualdad

0
© Eltiempo

El pasado 19 de septiembre, el volcán Cumbre Vieja despertó de su letargo. La isla de La Palma, en Canarias, debía afrontar, por tercera vez en ochenta años las consecuencias del volcán. Cientos de familias se vieron obligadas a abandonar sus casas antes de que estas fueran devoradas por la lava. Desde entonces y hasta ahora, unas 779 hectáreas se han visto afectadas por la furia del volcán y cientos de familias han perdido sus hogares.

La dificultad para respirar, los gases nocivos, el cierre de los colegios… Multitud de consecuencias que han dejado a los palmeros con un importante déficit, a nivel de propiedades y a nivel mental. Las informaciones se suceden prácticamente al minuto, pero lamentablemente no llegan a todas las personas, tal y como explica Roberto Suárez, presidente de FASICAN, una organización que cumple ya 25 años y cuya misión es trabajar para mejorar el bienestar social de todas las personas sordas y sus familias en Canarias.

Roberto Suárez, director de FASICAN, denuncia la falta de conciencia e igualdad en el trato y en las informaciones de las personas sordas en Canarias, cuando se cumple un mes de la erupción del volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma, que ha devorado ya más de setecientas hectáreas

En su aparición en el programa local de la televisión pública ‘Buenos Días Canarias’, Suárez, sordo de nacimiento, explicó, con la ayuda de una intérprete, las barreras y la frustración a las que la comunidad sorda debe enfrentarse en la isla de Canarias.

Roberto Suárez, a la izquierda, lucha por la igualdad de las personas sordas no solo en La Palma, sino en todas las Islas Canarias. © lalagunaahora.
Roberto Suárez, a la izquierda, lucha por la igualdad de las personas sordas no solo en La Palma, sino en todas las Islas Canarias. © lalagunaahora.

Las personas sordas, frustradas en La Palma

«Las personas sordas nos sentimos frustradas. Tenemos una barrera enorme. Las informaciones con subtitulado duraron dos días. Tan solo contamos con una intérprete para las ruedas de prensa del Gobierno», lamentó.

Una cuestión de igualdad

«Estar informados es fundamental. Solicitamos a las instituciones la accesibilidad completa. Es una cuestión de igualdad. Las personas sordas necesitamos un subtitulado 24 horas al día y un intérprete no solo en ruedas de prensa. Yo, como persona sorda, quiero acceder acceder a la información y solo tengo la imagen», explicó.

Las personas sordas, con barreras en cualquier situación de emergencia, no solo en La Palma

Así, Suárez hizo un «llamamiento a la Administración Pública. Tenemos la Ley 27/2007, la ley audiovisual, el Estatuto canario que nos ampara y aún así no se está cumpliendo. Tenemos barreras en cualquier situación de emergencia. Gobierno de Canarias debe tener un protocolo, como la ley 17/2015», relató.

Existen unas 33.000 personas con discapacidad auditiva en Canarias. Muchas de ellas se encuentran en la isla de La Palma

«Existen muchas carencias, como el aviso por voz. Las personas independientes han tenido que hacerse valer de otras personas para enterarse de las noticias referentes al volcán, cuando podría enviarnos un simple mensaje por SMS al móvil. Para mi existe un problema de mentalidad y voluntad. Una falta de conciencia. Existen unas 33.000 personas con discapacidad auditiva en Canarias y me consta que en La Palma hay muchas personas sordas», contó.

Falta de accesibilidad

«Las situaciones de alerta no son accesibles. Incendios, olas de calor… Una situación que demuestra la falta de accesibilidad. Las personas sordas no vivimos en la misma condiciones que el resto. Por ejemplo, el 112 solo funciona a través de texto. Es necesario un subtitulado 24 horas al día en las informaciones y un intérprete de lengua de signos. No solo a través de las redes sociales (RRSS), porque hay personas que no disponen de ellas», incidió.

«Cambiar la mentalidad de las personas», clave para lograr la igualdad

«Es necesario cambiar la mentalidad de personas. Tenemos recursos tecnológicos para ello. No se puede permitir. El primer paso es que las personas cambien de mentalidad, voluntad y colaboren para que las personas sordas seamos tratadas como el resto», zanjó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí